Qué es una ICO y qué relación tiene con el arte

Las ICOs han adquirido una gran popularidad, especialmente desde el 2017, junto con Bitcoin y las criptomonedas, y de forma menos notoria entre las personas menos interesadas en la parte más técnica, la tecnología blockchain.

Teniendo en cuenta que las criptomonedas representan en su mayoría una forma de dinero, muchas de ellas más valiosas que las monedas fiduciarias, aceptadas, deseadas y descentralizadas, no resultará tan sorpresivo que estas sean tan populares.

De esta forma, nuevas formas de invertir, de ganar dinero y de trabajar han surgido gracias a este incremento de popularidad y de valor en las criptomonedas, lo que representa nuevas oportunidades en cualquier área que involucre dinero.

A partir de esta posibilidad, han surgido las llamadas ICO, cuyas siglas significan Initial Coin Offering, u Oferta Inicial de Monedas en español, y que funciona como una nueva forma de financiar ideas y proyectos.

Las ICOs se encuentran fuertemente asociadas con las criptomonedas, lo cual tiene mucho sentido, y resulta una forma de entenderlas más fácilmente cuando se investiga sobre ellas por primera vez.

Sin embargo, las ICOs son esencialmente una forma de financiamiento colectivo, en la que se puede buscar financiamiento para proyectos, potencialmente cualquier tipo de proyectos, aunque mayormente relacionados con blockchain.

Si se consideran las posibilidades de recibir financiamiento de diversas personas, y con las posibilidades que ofrece blockchain para solucionar diversos problemas, las ICOs resultan ser una gran alternativa para hacer posible la realización de una idea.

ICOs para el arte

Considerando que las ICOs pueden utilizarse para financiar potencialmente cualquier tipo de proyecto, siempre que sea legal, entonces el rango de posibilidades de proyectos y de las áreas en las que se encuentra, es bastante amplio.

Así, ya han surgido algunas campañas de ICOs relacionadas con el arte (incluyendo la música), mayormente basadas en las tecnología de blockchain y sus posibilidades, con las que se intenta solucionar algunos problemas que se enfrentan en la labor artística, especialmente desde la perspectiva de los propios artistas.

Resulta sencillo pensar en los problemas que una persona dedicada a un arte enfrenta, en algunas formas de arte más que otras, y especialmente cuando aún se está dando a conocer. Pero pensar en soluciones con blockchain puede no ser tan evidente.

Desde su filosofía, blockchain puede resultar muy compatible con la labor artística, pues se suele describir como descentralizada, debido a que diversas computadoras almacenar el mismo registro de transacciones que no pueden ser modificadas.

Por otra parte, las ICOs funcionarán como el método para financiar estos proyectos relacionados con el arte, y probablemente con blockchain, que, aunque actualmente sean pocos, es posible que en un futuro sean más y mejores las campañas de ICO para el arte.

Algunos ejemplos de ICOs relaciondas con el arte

  1. FRESCO

El mercado del arte visual, especialmente de las pinturas, puede ser mucho más complicado y lucrativo de lo que se cree a simple vista, especialmente en círculos específicos de algunas sociedades.

La ICO denominada FRESCO, a través de la tecnología Blockchain, busca hacer posible a artistas demostrar sus obras, y a inversores, galerías, negociantes y administradores; determinar el potencial de una obra o colección.

De esta forma, se busca crear un sistema eficiente e intuitivo de valorizar las obras, utilizando los tokens propios de esta ICO, los FRES, los cuales representan el nivel de confianza de cada obra de arte.

Esta es una ICO más enfocada en el comercio del arte, y en una forma de digitalizar el sistema de comercio ya establecido y en mercado del arte, pero haciéndolo más universal gracias al internet y a Blockchain.

  1. Vooglue

También enfocada al mercado del arte visual, pero especialmente a los museos, a las personas que acuden a ellos, y por supuesto, a los artistas, con el objetivo de llevar al medio digital las obras que tradicionalmente cuelgan de las paredes.

Esta ICO se trata de una app, cuyo objetivo es el de conectar permanentemente una obra física, con una contraparte digital, como un video o una experiencia de realidad aumentada, así como su comercialización.

En este caso, no queda muy claro si se utilizará Blockchain para hacer posible la experiencia, pero como en toda ICO, se distribuyen tokens, en este caso desarrollados con la plataforma de Ethereum.

  1. Moosty

Moosty se describe como una organización descentralizada para músicos, y que a la vez involucra la distribución de sus tokens, denominados MooseCoins, y se enfoca en solucionar los problemas que han surgido en la industria musical con el internet.

En su White Paper se expone que las soluciones de streaming no dan las ganancias justas a los músicos, si es que reciben ganancia alguna, y que incluso algunas de las plataformas más importantes tienen problemas para identificar quien tiene los derechos de algunas canciones o piezas.

Por ello, con la ayuda de Blockchain, prentenden llevar un registro del momento en el que se registró una nueva obra musical. Pero además de esto, también se plantea prestar servicios de streaming, automatizar acuerdos con sellos, entre otras cosas.

Es importante aclarar que el objetivo no es incentivar a invertir en ninguna de estas ICOs, sino de observar cuan amplio es el rango de proyectos que pueden existir y que buscan financiación por medio de una oferta inicial.

Dejar Comentario